GAZETA HBBL #13

JORNADA 1: RED MADRIFUKAS vs AVES RAPACES



Gran partido entre los Red Madridfukas y las Aves Rapaces.


Hacía un gran día para jugar un partido de Blood Bowl y esto se veía reflejado en los calentamientos iniciales de ambos equipos. Todos los jugadores estaban entusiasmados y ávidos de vítores por parte de los hinchas que abarrotaban las gradas. Se notaban las ganas de Blood Bowl tras el confinamiento.


Los Red Madridfukas empezaron el partido recibiendo la patada inicial y haciendo lo que mejor saben hacer, partiéndole un brazo a Tórtola, el jugador de las Aves Rapaces que cubría la línea de defensa en la alineación inicial. Tras esta jugada ensayada por el equipo orco, aprovecharon el desconcierto de los humanos para anotar el primer Touchdown del partido. Cosa que enfureció a los hinchas de los Aves Rapaces, que empezaron unos disturbios en las gradas e hicieron que el árbitro añadiese tiempo adicional a la primera parte. Tiempo que las Aves Rapaces supieron aprovechar para marcar un precioso Touchdown tras un pase perfecto de Quebrantahuesos, el lanzador del equipo, a Cuervo, el receptor estrella que tiene entusiasmado a todo el público del viejo mundo.


La segunda mitad del partido vino acompañada por una repentina ventisca. Las Aves Rapaces recibieron el balón y avanzaron tras los golpes que el ogro Avestruz y los blitzers propinaban a los orcos grandotes de los Red Madridfukas. No pasó mucho tiempo hasta que de nuevo, Cuervo realizó una maravillosa carrera hasta el final del campo y volvía a marcar otro Touchdown que, prácticamente garantizaba evitar la derrota a las Aves Rapaces durante este primer partido de liga.


Los Red Madridfukas no se rindieron y trataron de empujar la línea de defensa de las Aves Rapaces avanzando poco a poco hacía la línea de Touchdown. Sin embargo, la dura defensa de las Aves Rapaces, junto a la inexistente estupidez del jugador ogro, ralentizaron el avance de los orcos hacia la línea de Touchdown rival.


Cuando se atisbaba una rayo de esperanza para empatar el partido, un fallo estratégico por parte del entrenador orco, hizo que un confiado blitzer orco cayese tras un desafortunado intento de blitz, dejando totalmente vendido al jugador que llevaba el balón; hecho que aprovecharon las Aves Rapaces para regalar al público un placaje perfecto que tiró al portador del balón al suelo e hizo imposible su recuperación hasta que el árbitro pitó el final del partido.

Corresponsal: Jarl


HABEMUS LUDUM

BLOG

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook
  • Twitter
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey RSS Icon

© 2021 Habemus Ludum

Alcalá