GAZETA HBBL IX #25


Caminantes de Torrenheim vs Club Deportivo Gobbo

29/05/2022

Broche de plata

¡Llegaron los cuartos de final a La Ciénaga! Una impresionante y enfervorecida multitud engalanó el estadio para recibir en la noche de ayer la visita a domicilio de los Caminantes de Torrenheim al Club Deportivo Gobbo.

El árbitro contó el dinero que se había ‘encontrado’ casualmente en los vestuarios (guiño, guiño, codazo, codazo, Mr. Goblin) y lanzó la moneda al aire. Los Gobbos empezaron recibiendo el balón y pegando duro. La defensa de los Caminantes no había empezado a meterse en el partido y sufría las primeras bajas: el Zombie Lucanor caía en la línea de scrimmage aplastado por el Troll Jagermeister y Hetepsejemuy tenía que retirarse a la enfermería a remendar los vendajes que le había rajado Cerveza con su motosierra.

El vacío dejado por Hetep lo vió presto Ron Añejo, que tomó el balón subido en su Pogo y buscó el apoyo de sus compañeros para adelantar líneas y colarse entre la defensa los Caminantes, más preocupados en la batalla que acontecía en su flanco izquierdo.

Sin embargo, es ante las grandes dificultades cuando surgen los héroes. Como no, Bernandino vio el fallo en el ataque Goblin, Murray le rompió varios huesos al Hooligan de la motosierra, Zoser abrió el hueco y Ron Añejo cayó derribado por el blitz del Arcipreste, que ya es leyenda de este equipo. El arrebato de estupidez de los Trolls Brandy y Jagermeister se lo puso fácil a los No Muertos, que protegieron el balón eficazmente para marcar al final de la primera parte.

La segunda parte prometía fácil para los Caminantes, con Lucanor y Htep de vuelta al campo tras algunos remiendos, pero la entrada al terreno de juego del Fanático Goblin Pipermint casi da al traste con las aspiraciones de los No Muertos. Armado con su bola y cadena, Pipermint se movía como un misil teledirigido, allí donde ponía el ojo, ¡ponía la potencia de su bola! Saltodemata intentó alejarse del Fanático, lanzando el ataque de los Caminantes por el flanco izquierdo pero ni por esas… Pipermint empujó al Troll Brandy a bolazos desde el centro del campo hasta la posición de Saltodemata. Un bolazo por aquí y trollazo por allá, y los escuderos del Ghoul, Jolly Roger y Drake caían abriendo la caja y permitiendo el blitz de los Goblins.

Tan grave estaba la situación que el Arcipreste tuvo que asumir de nuevo la responsabilidad. Tomó el balón y corrió al centro del campo, donde las momias le esperaban para defenderle de Pipermint. El Fanático no se dio por vencido, y en otro sprint de destrucción, alcanzó al Arcipreste Bernandino: la bola le pasó a escasos centímetros de su nariz.

Era necesario ya deshacerse del Fanático. Zoser II calculó el momento preciso, esquivó la bola y logró conectar un golpe demoledor que mandó a Pipermint al banquillo y las aspiraciones de los Gobbos al retrete. Con la situación bajo control, el Arcipreste completó su obra maestra con otro touchdown y solo quedó tiempo para que Brandy lanzase a su compañero Patxarán para que los Gobbos pudiesen marcar un touchdown de despedida.


Corresponsal: Anguita

HABEMUS LUDUM

BLOG

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook
  • Twitter