GAZETA HBBL IX #4


Caminantes de Torrenheim vs Golpe de Ogro (21/10/2021)

Debut a golpes.


Apenas unos miles de espectadores se congregaron en la tarde del jueves para presenciar el debut de dos nuevos y prometedores equipos. En un día perfecto para jugar al Blood Bowl, Caminantes de Torrenheim y Golpe de Ogro presentaron su candidatura a liderar la división Stuprum y jugar los play offs.


¡El partido empezó bronco! Recibían los caminantes, y con el balón todavía en el aire, el tumulario Jolly Roger reclamó al árbitro, el curtido enano barbalarga Snorri Gorekson, fuera de juego posicional de un gnoblar. Para zanjar la discusión, Snorri pateó al gnoblar contra Jolly Roger, tumbando a ambos mientras el Arcipreste Bernandino se hacía con el balón. El drive fue rápido: el Arcipreste se escoró a un lado del campo con el balón, los ogros cerraron filas por esa banda, pero en la contraria, Hetepsejemuy mandó a la enfermería al pateador ogro y creó el hueco que Bernandino aprovechó para marcar.


El resto de la primera parte tuvo poca historia. Golpe de Ogro no consiguió avanzar de su medio campo, ni Caminantes hacerse con la pelota y se llegó rápido a la segunda mitad.


En la segunda mitad, recibiendo Golpe de Ogro, Jolly Roger otra vez increpó al árbitro para que analizara el barril de Bloodweiser de los gnoblar. Los gnoblar que bebían de ese barril, se reincorporaban mágicamente y nunca sufrían heridas!! De nuevo, Snorri mandó callar a Jolly Roger hundiendo su calavera contra el césped. Mientras, un gnoblar recogía la pelota del suelo y Zoser II mandaba otro ogro a la enfermería, a hacer compañía al kicker. Sin embargo, Bernandino pudo aprovecharse de un error del equipo contrario y en vez de matar el partido perdiendo el tiempo sobre la línea de touchdown, decidió marcar rápidamente, para intentar ir a por el tercero. THAT’S BLOOD BOWL!!


Pero no hubo suerte para los valientes en el último drive. Golpe de Ogro recibió muy atrás, Bernandino y Vidal salieron como balas a acosar (y comerse si hubiese sido posible) al gnoblar que intentaba hacerse, sin fortuna, con la pelota. In extremis, el gnoblar consiguió zafarse del blitz de Vidal, salir esquivando, recoger la pelota del suelo y hacer un pase largo preciso que Murray no puedo interceptar. Al otro lado del pase, el ogro recibió el balón con agilidad élfica y con una determinación pocas veces vista en un ogro, avanzó hacia la zona de anotación aprovechando la cobertura de una pantalla de gnoblars. Aún así, Drake encontró un hueco en la pantalla y tuvo la última oportunidad de derribar al ogro, pero en una lucha desigual, el ogro finalmente le pasó por encima para anotar el ensayo.


¡Dos a uno para los Caminantes en el marcador final de un sangriento partido!

Corresponsal: Anguita